FISCALIZACIÓN

De acuerdo con lo que establece el inciso 2) del artículo 133º de la Constitución Provincial, le compete al Tribunal de Cuentas «) inspeccionar las oficinas provinciales y municipales que administren fondos públicos y tomar las medidas necesarias para prevenir cualquier irregularidad, en la forma y con arreglo al procedimiento que determine la ley».

A tal efecto «El Tribunal de Cuentas puede, cuando lo juzga conveniente, examinar los libros de contabilidad y la documentación existentes en las oficinas públicas, provinciales o municipales, sean centralizadas o autárquicas, en los cuales se administran o fiscalizan bienes públicos, así como vigilar su funcionamiento, practicar arqueos de caja, etcétera», tal lo que determina el artículo 25º de la Ley I Nº 3 – Orgánica del Tribunal.

La actividad es ejercida a través de verificaciones administrativo contables o mediante procedimientos de auditoría.